.

Talleres Don Bosco orienta su acción para formar integralmente a la persona, combinando los conocimientos técnicos para una adecuada inserción en el mundo del trabajo con el desarrollo de valores. La Escuela brinda sus servicios a jóvenes de toda condición sin importar sus creencias, pero ofrece una formación sistemática en valores humano-cristianos.

Basada en el estilo pedagógico propio de los Salesianos busca crear un clima de familia dentro de la institución, que les permita crecer en sus capacidades técnicas y en las pautas de convivencia social.

De esta forma, la comunidad educativa aplica su esfuerzo para que el joven que egresa de los Talleres Don Bosco haya iniciado un proceso por el cual:

  • madure su integridad como persona y se asuma como tal en sus diversas dimensiones
  • experimente la importancia de la presencia de los otros, teniendo una concepción solidaria del encuentro humano, reconociendo los derechos y deberes que vive y defiende
  • asuma una ética profesional aplicada al trabajo para el que se formó, teniendo como ejes la solidaridad, la honestidad, la responsabilidad, la sensibilidad frente a los otros, el respeto y sacrificio
  • tenga claro lo que es ser cristiano, rescatando valores evangélicos, válidos para su vida personal y comunitaria
  • viva y sienta su formación profesional como la capacidad para realizarse como persona, y brindar un servicio a la sociedad

PERFIL Y FISONOMÍA

Talleres Don Bosco, surge en nuestro medio para responder a las necesidades educativas concretas de los jóvenes, procurando integrar en el proceso lo educativo y pastoral.

Comparte las características de los centros profesionales salesianos que nacieron con Don Bosco en el Oratorio de Valdocco. Preocupado por el mundo del trabajo y los problemas de los jóvenes que necesitaban prepararse e insertarse en él, Don Bosco impulsó la organización de escuelas de "artes y oficios".

Hoy, estos centros ayudan a los jóvenes, no solamente a prepararse y a formar parte creativa del mundo del trabajo, sino también a crecer como individuos íntegros. Así, favorecen una visión humana y cristiana de la vida, basada en Cristo como modelo antropológico.

DIMENSIÓN EDUCATIVO CULTURAL

Como centro de formación profesional salesiano, Talleres Don Bosco, procura ofrecer una propuesta educativo-cultural que:

  • privilegie el aspecto educativo más que la instrucción
  • atienda de manera continua y crítica los fenómenos de la cultura y de la comunicación social
  • favorezca (pedagógica y metodológicamente) la interacción educativa
  • tiene como centro a los jóvenes y sus necesidades; orientando, acompañando y ayudándolos a definir su proyecto de vida
  • brinde una visión humana y evangélica del trabajo
  • promueva la cualificación profesional y fortalezca la identidad salesiana

En ese marco, recordamos que la función cultural-educativa de Talleres Don Bosco se orienta a trabajar en torno a las prioridades acordadas para las escuelas y centros de formación profesional esto es:

  • educar integralmente, más que instruir o transmitir saber
  • ofrecer un saber (los contenidos, valores, y significados, expresados en el curriculum que haga a los jóvenes:
    • conscientes de los problemas del mundo de hoy, en primer lugar los del propio ambiente, sensibles a los valores en juego
    • constructivamente críticos respecto de las justificaciones y a las soluciones que se proyectan, y
    • capaces de construir una concepción vital de humanidad, mundo e historia
  • ayudar a los jóvenes a adquirir las capacidades técnicas y profesionales que los hagan competentes y eficaces en la acción, especialmente en el trabajo
  • formar actitudes o estructuras relativamente estables en la personalidad de los jóvenes, que les permitan actuar como hombres libres y los orienten hacia la comprensión crítica de la realidad y a la comunión solidaria con las personas, hacia la apertura a la trascendencia
  • y preparar a los jóvenes para la comprensión de los múltiples lenguajes, para el uso de los medios y formas de expresión en los que se fundamentan la comunicación y la posibilidad de enriquecerse con el proceso cultural y de contribuir a su desarrollo

Para llevar adelante la tarea señalada se requiere la convergencia de intenciones y un compromiso activo de todos los miembros de la comunidad que -de una u otra forma- quedan implicados en el hecho educativo e inciden en el ambiente. En un sistema educativo salesiano, el ambiente es considerado como esencial. Educa y es responsabilidad de todos.

Es preciso dar vida a un ambiente donde:

  • el joven pueda hacer experiencia de la propia dignidad
  • perciba la presencia de Dios y su acción
  • se dignifiquen las relaciones educativas
  • se valorice la vida cotidiana, cuidando las experiencias de todos los días, los deberes de estudio, la disciplina personal, el respeto y el cuidado de los instrumentos, instalaciones y locales en los que transcurre la vida escolar
  • y se promuevan experiencias de solidaridad y colaboración frente a situaciones de marginación e injusticia

DIMENSIÓN EVANGELIZADORA CATEQUÉTICA

La intervención educativo-pastoral de Talleres Don Bosco responde a dos grandes propósitos:

  • educar evangelizando y evangelizar educando, esto es, armonizar, en una unidad inseparable, el desarrollo humano y el ideal cristiano; y
  • preparar a los jóvenes para afrontar dignamente la vida familiar, laboral, social y eclesial

Se desea contribuir a la construcción de una sociedad más justa y digna, abierta a los más necesitados.

La dimensión educativo-cultural, planteada desde la perspectiva de la evangelización, es el núcleo de la propuesta educativo-pastoral de las escuelas y de los CFP; ella requiere:

  • formar la persona desde dentro, preparándola para potenciar sus capacidades creativas, para vivir una sana afectividad y plenamente su vocación
  • fundamentar su acción didáctica sobre una concepción peculiar de la persona humana, que:
    • madura la conciencia mediante la búsqueda de la verdad y la adhesión interior a ella
    • hace crecer la libertad responsable y creativa a través del conocimiento y de la opción por el bien
    • crece en la capacidad de relación, solidaridad y comunión con las personas, desde el reconocimiento de su dignidad; y
    • se prepara para las responsabilidades históricas, fundadas en el sentido de la justicia y de la paz
  • destacar y desarrollar el sentido ético y religioso de la persona, abriéndola a la Trascendencia y preparando para recibir el mensaje original de Cristo
  • promover un camino de educación en la fe a través del testimonio comunitario y de la diversidad de propuestas

DIMENSIÓN EDUCATIVO CULTURAL. LA PROPUESTA FORMATIVA DE T.D.B.

En tanto centro de estudios, TDB ofrece una propuesta educativa diferenciada que comprende formación técnica y bachilleratos tecnológicos, cursos de iniciación profesional y cursos de capacitación/especialización.

Actualmente, los cursos ofrecidos son los siguientes:

  • Cursos de Formación Profesional (EMP-FPS) de 3 años de duración, capacitándose en las áreas de "Carpintería", "Mecánica Automotriz" y "Mecánica Industrial". Los programas de estudio han sido presentados al Consejo de Educación Técnico Profesional (CETP-UTU) de la Administración Nacional de Educación Pública (ANEP) para su habilitación y reconocimiento
  • Bachilleratos tecnológicos (EMT-BT), con 3 años de duración, que siguen lo mismos planes de estudio del CETP y que capacitan en las áreas de "Administración", "Deporte y Recreación" e "Informática"
  • Iniciación profesional (IP); se trata de cursos de dos años de duración, donde los jóvenes se capacitan como Auxiliares en las áreas de "Carpintería" y "Mecánica Automotriz". A partir del año 2009 se agrega "Mecánica de Motos"
  • Cursos de capacitación y especialización ("Cursos Cortos")
    • Con duración promedio a los 3 meses, la oferta actual supera los 20 cursos diseñados para la formación permanente en las áreas en las que Talleres Don Bosco trabaja, así como para satisfacer las necesidades de reconversión laboral, demandas puntuales o como hobbies

TDB ha adoptado una modalidad de formación profesional caracterizada por:

    • el diseño de los cursos de Formación Profesional Superior y de Iniciación Profesional que siguen un enfoque basado en competencias (EBC). Los programas fueron elaborados, con la participación de docentes, egresados, empleadores y especialistas en cada área
    • una actividad práctica de trabajo en los talleres que tiene un fuerte peso en el currículo, siendo el 55% del horario de clase (aproximadamente) el que está destinado al trabajo en máquinas y equipos reales de producción y/o didácticos, de simulación y ensayos.

Como ya se indicara, los Bachilleratos Tecnológicos, desarrollan los programas oficiales que se dictan en todo el país.

Los Cursos Cortos son eminentemente prácticos, realizados sobre la base de ejercicios didácticos planificados en orden de complejidad creciente, teniendo como respaldo las bases de tecnología y teoría que cada uno requiere.

El público que se atiende es variado. Los cursos de Formación Profesional Superior, Iniciación Profesional y Bachilleratos reciben jóvenes entre los 15 y 22 años, en tanto que los Cursos Cortos permiten el ingreso a partir de los 18 años y sin límite de edad. En todos los casos la oferta está orientada hacia personas de ambos sexos.

DIMENSIÓN EVANGELIZADORA CATEQUÉTICA. LA PASTORAL JUVENIL DE T.D.B.

Talleres Don Bosco se propone ayudar al joven a hacer una síntesis entre la vida, fe y cultura. Esta acción, en la realidad de Talleres Don Bosco se efectiviza en actividades, y propuestas concretas, donde se convive y comparte con los jóvenes y donde juntos se va haciendo camino de aprendizaje y crecimiento.

Se busca la evangelización de todos los ambientes y espacios que hacen a nuestra casa, (el ámbito del saber, del mundo técnico, la acción educativa, la convivencia cotidiana), donde participan jóvenes con disparidad de concepciones y perspectivas de vida, así como diversidad de confesiones religiosas.

En este contexto, el diálogo respetuoso del otro, abierto a la búsqueda de la verdad, permite la convivencia y la construcción de la persona en la sociedad humana.

1.- Propuesta Curricular Obligatoria

Todos los alumnos que concurren a Talleres Don Bosco, desarrollan en sus años de estudio, la participación, con carácter obligatorio, de algunas propuestas de carácter pastoral, que se consideran importantes para la formación integral que se brinda.

Estas propuestas obligatorias, buscan inculturar el Evangelio a la realidad del joven, acercando la Buena Noticia a la vida de todos los jóvenes que llegan a Talleres Don Bosco, creando un diálogo fluido con la cultura, las corrientes educativas y la realidad de los jóvenes, para plasmar en su accionar, formas acertadas y renovadas constantemente de Evangelización.

Busca crear un clima educativo y ambiental que favorezca la recepción del mensaje del Evangelio, trabajando y explicitando en forma concreta en los planes de estudio, en la tarea de los docentes y educadores los valores humanos y cristianos que inspiran la Institución.

Esto implica:

El acompañamiento personal: Existe de parte de la institución la preocupación de acompañar los procesos académicos y personales de crecimiento. Es a través de esta intervención donde se incentiva y acentúa de forma personalizada, aquellos aspectos que hacen al desarrollo integral del alumno.

La clase de Formación es la asignatura curricular a través de la cual se busca abordar las diferentes dimensiones y expresiones de la persona humana.

Está organizada en un año básico común y cuatro módulos semestrales que deben ser cursados y aprobados con igual sistema de evaluación que las demás asignaturas.

Los módulos son: Formación religiosa, Formación social-comunitaria, Formación ética y Formación humana.

La convivencia anual. Todos los grupos tienen un día de convivencia con el fin de favorecer la integración a través del conocimiento mutuo entre compañeros y educadores.

Las Fiestas de la casa son Instancias para celebrar lo que vamos viviendo, nos nuclean en torno a referencias claves de nuestra identidad como casa salesiana: las figuras de María Auxiliadora y de Don Bosco y la Comunidad Educativa.

2.- La dimensión asociativa

Tiene por finalidad:

  • desarrollar la capacidad de percibir y de vivir en profundidad el valor del otro y de la comunidad, como tejido de relaciones interpersonales
  • madurar en la disponibilidad a participar y a intervenir activamente en el propio ambiente
  • iniciar en el compromiso social, educando en la responsabilidad del bien común
  • profundizar en la experiencia de Iglesia como comunión y servicio; y
  • descubrir y madurar la propia decisión vocacional en el conjunto social y eclesial

Propone a los alumnos:

La celebración sacramental. El colegio brinda la posibilidad de participar de la Eucaristía semanal. Por otra parte, es posible celebrar en forma personal y comunitaria el sacramento de la reconciliación.

La catequesis sacramental. Para quienes desean celebrar el bautismo, la eucaristía o la confirmación.

Propuestas asociativas: El Movimiento Juvenil Salesiano (MJS) es la expresión orgánica y de referencia de la vida asociativa de la Pastoral Juvenil Salesiana. A nivel local de Talleres Don Bosco, el MJS asume una expresión particular en grupos y actividades juveniles concretas (Comunidad de Pastoral Juvenil).

Jornadas de Acompañamiento: Encuentros de profundización en valores, retiros extraordinarios sobre la vocación, encuentros con la Espiritualidad Salesiana.

DIMENSIÓN VOCACIONAL

Tiene como finalidad: responder al proyecto de Dios con una opción responsable de vida, mediante el proceso educativo-evangelizador.

La opción vocacional, es una dimensión siempre presente en todos los momentos y actividades de nuestra acción educativa pastoral.

El desarrollo de esta dimensión implica algunos aspectos preferenciales, descubrir y acompañar con iniciativas diferentes y apropiadas a los jóvenes, para que conozcan y desarrollen aquellas cualidades personales con que Dios ha enriquecido a cada uno de ellos y que constituyen los datos fundamentales de su orientación para la vida.

 
 
 
  Imprimir ésta página »
   
Don Bosco © 2006
Todos los derechos reservados.
  Maldonado 2125, Montevideo, Uruguay  l  Tel.: (598) 2400 4125*  l  Fax: (598) 2409 9135